martes, 31 de enero de 2017

A R R O Z A L H O R N O

 Hola de nuevo mis querid@s gourmets y bienvenidos un día más a mi blog. Estoy editando este post desde el campo, hoy hace frío y una chimenea y una copa de vino tinto parecen imprecindibles. Los domingos son días de hacer una comida casera, desconectar y disfrutar de un descanso bien merecido. 
 Eso hemos hecho el domingo pasado, y como hacía tanto tiempo que no cocinaba un arroz, me pareció lo más propicio servir una arroz al horno ( o arròs al forn en valenciano).
 He de reconocer que esto de hacer arroz es un mundo! La mayoría de recetas son fáciles de hacer y sólo requieren algunos pasos y unas medidas concretas de agua por cantidad de arroz. Pues aún así, el resultado puede ser muy variado.
 En esta receta tan típica de la región valenciana, es muy importante la olla de barro cocido, usar arroz bomba así como embutidos de muy buena calidad y como no, mucha alma como dicen las mujeres de mi familia.


Ingredientes (para 4 personas)

-2 tazas de arroz
-4 tazas de caldo de carne o de puchero
-500 g costilla de cerdo
-3 longanizas
-2 morcillas secas
-1 bote pequeño de garbanzos cocidos
-1 cabeza entera de ajos
-sal, pimienta
-2 hojas de laurel
-1/2 cucharadita de pimentón dulce de la Vera
-1 patata cortada en rodajas y frita en aceite de oliva
-1 tomate rallado
-perejil fresco picado

Modo de preparación:

 En primer lugar hay que freír los trozos de carne en una sartén con aceite de oliva y reservar. Acto seguido freír las longanizas y las morcillas, aunque no demasiado, suficiente para que tomen un poco de color y reservar.
 Pasamos el aceite ( colado) en el que hemos frito la carne y los embutidos a la olla de barro cocido y lo pondremos a fuego para hacer nuestro sofrito. Para ello sofreímos el tomate rallado con el perejil y el pimentón y cuando todo esté incorporado añadimos el arroz, sofriéndolo también unos 2-3 minutos.
 Pasado este tiempo, añadimos el caldo y seguido añadimos los garbanzos. Mezclamos. Ahora colocamos la carne y los embutidos cortado en trozos por toda la olla, en el centro la cabeza de ajos entera y por encima de todo, las rodajas de patata previamente frita y como no, las dos hojas de laurel.
 Pasamos la olla al horno y dejamos hornear unos 20-25 minutos a 200ºC. Apagamos el horno y dejamos reposar el arroz otros 5 minutos para después servirlo y disfrutarlo.
 Esta es mi receta de arroz al horno. Como os habréis dado cuento, un uso colorante; casi nunca lo hago. El poco color que tiene mi arroz lo consigue gracias al pimentón. Al final, tampoco añadí rodajas de tomate ya que me parece que la acidez del mismo "daña" un poco el resultado final. Pero para gustos los colores!
 Espero que os guste mi receta, aunque todavía me queda mucho por aprender sobre los arroces valencianos. Eso ha sido todo por hoy, os veré la próxima receta. Hasta entonces, cocinad y sed felices!















jueves, 26 de enero de 2017

F A J I T A S

  Hola de nuevo mis querid@s gourmets y bienvenidos un día más a mi blog! Os ruego me perdonéis la ausencia, pero en mi defensa diré que pasé unas merecidas vacaciones con mi familia. De nuevo a la rutina y a la cuesta de enero, y cuando el tiempo que dedico a la cocina  es escaso, acudo a recetas sencillas y rápidas, pero deliciosas. Por eso hoy decidí traeros mi receta básica de fajitas, siempre la hago así, aunque me encanta incorporar piña madura a taquitos, aguacate, arroz o jalapeños entre otros ingredientes. Para gustos los colores!
  Utilizo siempre ingredientes muy frescos, y el pollo de coral! Hay una amplia variedad de tortitas y condimentos de fajitas en el mercado, utilizad las de vuestro supermercado de confianza y no os olvidéis del cilantro fresco, es muy importante ya que le dará ese toque fresco tan característico de las comidas mejicanas o sudamericanas.
  Sin más preámbulos, vamos a por nuestros delantales de cocina y a preparar unas ricas fajitas! Aquí va mi receta:

Ingredientes:

-1/2 pechuga de pollo cortada a tiras
-1 pimiento amarillo cortado en tiras
-1 pimiento rojo cortado en tiras
-1 cebolla cortada a rodajas
-1 lata de alubias rojas o frijoles
-condimento de fajitas
-cilantro fresco
-1 yogur griego
-lechuga fresca
-6 tortitas para fajitas

Modo de preparación:

  En una sartén con 3-4 cucharas de aceite de oliva, salteamos las tiras de pollo y cuando comience a tomar color añadimos el pimiento y pasados unos minutos la cebolla. Mezclamos con cuidado de que nada se nos pegue y de que todos los ingredientes se cocinen uniformemente. Es el momento de incorporar los condimentos de fajitas, mezclar bien y corregir de sal y pimienta si fuera necesario. Ahora es cuando todo huele de rechupete! Añadir las alubias rojas y algo de cilantro fresco picado, mezclar para que todo se incorpore bien y reservar.
  En una sartén antiadherente que calentaremos previamente, iremos tostando cada tortita por ambos lados. Para que se mantengan calientes las podéis tapar con un paño de cocina limpio.
  Ahora solo queda servir. Podéis llevar a la mesa las tortitas, el relleno que acabamos de preparar, un plato de lechuga cortada, yogur y cilantro fresco para espolvorear, y que cada comensal se sirva y haga su propia tortita. O podéis servir las tortitas colocando en medio un poco de relleno, encima un poco de yogur, espolvorear con cilantro y por último añadir la lechuga fresca.
  Para beber, una cerveza fría, como no, y la mejor compañía!
  Espero que os haya gustado mi receta expres de hoy y os veo muy pronto con nueva receta, justo aquí, en Low cost Gourmet. Hasta entonces, cocinad y sed felices!













miércoles, 4 de enero de 2017

SPAGUETTY CON BOLETUS, NÍSCALOS Y TOMATES SECOS

  Buenos días mis querid@s gourmets y bienvenidos un día y un año más a mi blog! Primero y antes de nada, desearos un feliz año nuevo, espero que este 2017 os traiga más sabiduría, paz, y prosperidad en vuestras vidas y en vuestros hogares!
  No tenía una idea establecida de cual sería mi primera receta de este nuevo año, pero como ya sabéis me encanta cocinar con productos de locales y de temporada, así que decidí publicar esta receta que lleva ya un mes y medio en mi archivo: pasta con setas y tomates secos. Creedme cuando os digo que triunfé con este plato y ya es uno de mis favoritos. Este mes de enero todavía podéis encontrar setas varias en vuestros mercados habituales, yo utilicé boletus y níscalos porque son los que más me gustan, pero podréis combinar las setas que queráis.
  A la hora de limpiar las setas, es importante saber que nunca se han de lavar con agua porque absorberán mucho y todo ese liquido lo soltarán en la sartén y eso no nos interesa. Yo utilizo un cepillo o un trapito de microfibra húmedo para eliminar cualquier rastro de tierra que puedan contener. Y para guardarlas, nada mejor que una cesta de mimbre en un lugar seco y frio. Si optáis por conservar vuestras setas en el frigorífico, una cestita o un cuenco tapado con papel de cocina harán el papel perfectamente.
  Ahora sólo me queda daros la receta así que vayamos a por nuestros delantales y a cocinar!



Ingredientes:

-spaguetti
-boletus, níscalos, o cualquier otra variedad de setas que os plazca
-tomates secos
-1 ó 2 dientes de ajo
-1 guindilla picante
-pimentón ahumado
-sal, pimienta
-parmesano rallado
-albahaca fresca

Modo de preparación:

Lo primero es poner el agua a hervir con un poco de sal y aceite de oliva. Mientras rompa a  hervir, iremos preparando nuestras setas. Y para ello, lo primero que tenemos que hacer es picar en rodajas los dientes de ajo y picar la guindilla para después echarlos a la sartén con aceite de oliva en frío. Ponemos la sartén a fuego medio con cuidado de que el ajo no se nos queme. Si lo hiciera, daría un sabor amargo a nuestra verdura. Una vez empiece a calentarse y a desprender todo su aroma, añadimos los tomates secos y los salteamos unos minutos. Salpimentamos y a continuación añadimos las setas ,mezclando bien. Para que no se peguen o se sequen, tan fácil como incorporar un poco de agua de la cocción de la pasta. Este es mi truco cada vez que cocino pasta, evita que los ingredientes se peguen a la sartén y a la vez, espesa un poco nuestra salsa, confiriéndole una homogeneidad necesaria.
Podemos tapar mientras se terminan de cocinar los níscalos y una vez están listos, añadimos la pasta escurrida, mezclamos para que todo se incorpore bien y servimos caliente acompañado de parmesano rallado y albahaca fresca recién picada.
Un vino que acompañe este plato? Un Pago de los capellanes de Ribera del Duero es perfecto!

Y esta es mi receta exprés de spaguetti con mis setas favoritas de la temporada. Espero que cocinéis este plato en vuestras casas para ese alguien especial o para vuestras familias o amigos y lo disfrutéis tanto como yo. Porque cocinar para otros es una muestra de amor y afecto y eso nunca sobra.
Nos vemos con la próxima receta y hasta entonces, cocinad y sed felices!











Se ha producido un error en este gadget.

Pin it