martes, 7 de febrero de 2017

P U C H E R O

  Hola de nuevo mis queridos gourmets y bienvenidos un día más a mi blog. El plato que os traigo hoy es archiconocido por todos, y este invierno fue la comida que más veces cociné en casa. El puchero es de esos platos calientes, caseros, de comida familiar que a todos nos gusta. Y lo mejor que tiene es la facilidad de preparado.
  Cada uno de nosotros tiene su manera de prepararlo. Yo, por ejemplo, no añado fideos y uso raíz de apio siempre que dispongo de esta verdura. También uso pollo de coral ya que este será la base de mi caldo, y por supuesto, cuanto más calidad tiene, mejor.
  El puchero me recuerda mucho a mi abuela y a mi bisabuela. En sus casas siempre había caldo casero y de pequeña, cuando regresaba de la escuela, me daban un plato de caldo con verduras enteras y pollo para comer. Me sabía a gloria. No sé si vanagloriamos nuestros recuerdos más queridos, pero os juro que intenté copiar sus comidas innumerables veces pero nunca me acerqué siquiera al sabor que recuerdo de mi niñez. Así que intentad pasar todo el tiempo que podáis con vuestros abuelos y su cocina, os llenará de amor y de buenos recuerdos, al igual que a mi.
 Si nunca habéis cocinado un puchero antes, vayamos a por nuestros delantales de cocina y a prepararlo! Y de paso invitad a vuestra familia u amigos a comer. Esta es mi receta y espero de corazón que os guste.


Ingredientes:

-1/2 pollo de coral, cortado a trozos
-2 blanquitos
-1 trozo de hueso de ternera
-1 ó 2 trozos de costilla de ternera
-1 ó 2 trozos de carne magra de ternera
-4 zanahorias peladas y enteras
-2 boniatos blancos pelados y partidos por la mitad, longitudinalmente
-2 patatas grandes peladas y partidas por la mitad
-2 puerros grandes, limpios y cortados por la mitad
-4-5 pencas de apio verde
-2 chirivías grandes peladas y enteras
-2 ó 3 nabos pelados y enteros
-1 nabicol, pelado y cortado longitudinalmente
-1 bote grande de garbanzos cocidos, sin piel
-judías verdes anchas a vuestro gusto
-sal, pimienta
-agua si hiciera falta añadir más durante la cocción


Modo de preparación:

  Llenamos hasta tres cuartos de agua una olla de capacidad grande y la ponemos a fuego con un poco de sal. Una vez empiece a burbujear, añadimos toda la carne hueso incluido y dejamos que rompa en hervor. Es importante espumar todas las veces que sea necesario, ya que la espuma que apartaremos no es otra cosa que impurezas de los alimentos.
  Una vez haya roto el hervor, añadimos algunas de nuestras verduras: nabos, zanahorias, apio y puerros, nabicol, raíz de apio y el boniato. Colocamos todos los ingredientes en la olla como podamos y dejamos hervir a fuego lento un par de horas añadiendo agua y espumando si fuera necesario.
  Si vemos que el puerro, apio o boniato están listos los podemos sacar de la olla y reservar en la bandeja en la que pensamos servir la verdura. Lo que yo hago es que añado las verduras por tandas ya que la capacidad de la olla no da para más, y conforme estén listas las voy reservando aparte.
  Cuando la carne esta lista añadimos la patata, las judías verdes y los garbanzos( podéis usar una bolsita de legumbres si no queréis que los garbanzos estén sueltos en la olla.
  Una vez todos los ingredientes estén listos y en su puntos de cocción, los retiramos, verduras y carne aparte, en sus bandejas. Podremos rectificar el caldo de sal o pimienta si hiciera falta, y lo serviremos en una sopera, junto con las bandejas ya preparadas de verduras y carne.
  Habéis visto que fácil? Además os aseguro que os quedará comida para el día siguiente, y eso siempre se agradece. Eso es todo por hoy, os veo en la próxima receta, pero hasta entonces, cocinad y sed felices!









 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Please leave a comment

Se ha producido un error en este gadget.

Pin it